Buscar
  • Dr. Pablo Capdebila

Dolor y Apiterapia

Hoy nos referimos al motivo de consulta mas frecuente dentro de nuestra especialidad: El Dolor. Comenzaremos diciendo que el dolor es una señal de alarma en el cuerpo, nos informa cuando algo anda mal, basta un ejemplo que lamentablemente se presenta con mayor frecuencia de la que desearíamos: el paciente diabético puede, en la evolución, presentar una neuropatía de miembros inferiores, y se altera su sensibilidad, osea es incapaz de sentir dolor, y vemos, quemaduras por las bolsas de agua caliente, o lastimaduras por el zapato, que el paciente no percibe y cuando es asistido en general están muy evolucionadas y por lo tanto, la curación es mucho mas difícil; Acá falló la alarma del cuerpo que nos indicaba que existía una agresión.





Este ejemplo es demostrativo de una función normal del cuerpo, ahora bien: ¿Que cosa genera en nuestra persona el dolor?, para responder esta pregunta debemos hacer una división en dolor de reciente inicio o dolor agudo, y el dolor que pereciste en el tiempo (Algunos dicen mas de 3 semanas, otros mas de 3 meses), al cual llamaremos dolor crónico.


El dolor agudo nos genera incertidumbre, angustia, ansiedad, es la situación de un dolor de muelas, un esguince de cuello de pie, etc., no sabemos "... cuanto va a durar, como me voy a recuperar?, cuando regreso a trabajar?...", o sea, el paciente esta sufriendo una situación que le altera la vida,pero que en general no duda que podrá recuperarse.

Es completamente distinta la situación que genera el dolor crónico, acá el dolor se prolonga en el tiempo, las medidas habituales para controlar este dolor no surten efecto, o el mismo es menor de lo que el paciente espera, aparecen ademas los efectos secundarios de las medidas terapéuticas, y entonces surgen las grandes preguntas: "... algún día podre estar sin dolor?, se me va a curar esto que tengo?, que voy a hacer si los calmantes no me hacen nada?...", aparece la depresión, esto es así por un mecanismo bien dilucidado de disminución de algunas sustancias a nivel cerebral como la serotonina.


O sea, el dolor agudo, angustia, el dolor crónico, deprime. Por lo tanto, no se puede encarar el tratamiento del dolor sin tener en cuenta el estado emocional del paciente, y las limitaciones a las que esta sometido por el propio dolor y ademas por su estado de animo.


A esto se suma 2 hechos fundamentales, las herramientas que posee la medicina convencional para calmar el dolor y lo que genera el paciente con dolor crónico en el medico tratante. Los fármacos usados mas frecuentemente para calmar el dolor son los anti inflamatorios (AINEs), que presentan 2 problemas grandes: generan muchos efectos secundarios, los mas evidentes a nivel digestivo con gastritis o ulceras, pero no los únicos, ya que comprometen la función del hígado, riñones, médula osea y otros órganos, y ademas el paciente se habitúa a ellos (es común que el paciente nos cuente que "... el calmante no me hace nada..."), y por ultimo, el hecho de que, tomados en forma permanente, puede provocar alteraciones en el ritmo cardíaco y probablemente contribuya al desarrollo de la artrosis.

El segundo problema al que hacíamos referencia es lo que genera el paciente con dolor crónico en el medico tratante. Cuando, como médicos, no logramos llevar al paciente por el camino de la mejoría, se produce una decepción profesional, ya que yo estamos formados para aceptar fracasos, nos educan para vencer la enfermedad y la muerte, podríamos poner un sin numero de situaciones que ejemplifican a las claras esto que decimos. Entonces, el paciente que no mejora, es un paciente que se va transformando en "poco interesante", ademas, "... todo lo que puedo mandarle para que mejore o no le hace nada o le hace daño en otro lado o le impide ser auto valido..."; es así que el paciente percibe esto y dice que el medico al inicio del tratamiento lo escuchaba y ahora le dedica muy poco tiempo.


Bueno, frente a este dilema terapéutico, la apiterapia, se presenta como una inigualable opción para calmar el dolor y reintegrarse a una vida plena, sin provocar efectos adversos en nuestro cuerpo.

15 vistas

Llámanos: (+598) 24818395

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram

Copyright © 2019 Apiterapia Dr .Capdebila